¿CÓMO EVITARLOS?

  • Limpie periódicamente los filtros de las campanas extractoras (en función de su uso) y revise los conductos de evacuación de humos al menos una vez al año.
  • No deje recipientes en el fuego sin vigilancia.
  • Vigile los recipientes con líquidos, pues al hervir pueden derramarse y apagar la llama con lo cual saldría gas (peligro de explosión).
  • Cuando cocine no utilice mangas anchas (podrían prenderse) y tenga siempre a mano una tapadera, por si se inflama el aceite (simplemente eliminamos el oxígeno, consiguiendo así su extinción).
  • No tape las rejillas de ventilación de la cocina.
  • Si se interrumpe el gas, mientras lo está utilizando, cierre todas las llaves hasta que le comuniquen el restablecimiento del servicio.
  • No fume en la cama, ni acostado en el sofá.
  • No fume mientras manipule líquidos inflamables (barnices, pinturas, etc.).
  • No vacíe los ceniceros en el cubo de la basura, mójelos primero o espere al día siguiente.
  • Mantenga las cerillas y mecheros lejos del alcance de los niños.
  • No sobrecargue los enchufes.
  • No cubra lámparas incandescentes con tejidos o papeles.
  • Si la casa dispone de jardín, mantenga siempre conectada una manguera de riego (puede ser útil en caso de incendio).
  • Al acostarse cierre todas las puertas.
  • Haga una revisión general antes de acostarse.

¿QUE HACER?

  • Si se prende el aceite de la sartén, cúbrala con una tapadera, nunca lo intente con agua.
  • Si detecta olor a gas, no encienda mecheros ni cerillas, ni accione ningún interruptor eléctrico (no lo conecte ni tampoco desconecte), ventile la habitación y cierre la llave de paso o contador.
  • Para la extinción de aparatos electrónicos, basta con desconectar. Nunca emplee agua, excepto si desconectamos previamente.
  • Si el fuego es pequeño intente apagarlo. Valore la situación dentro de sus propias posibilidades.
  • Si es posible corte los suministros de gas y electricidad.
  • Conozca las vías de escape.
  • Conozca la utilización de extintores.
  • Si intenta apagar un pequeño fuego, hágalo a favor de la corriente de aire y tenga prevista una vía de escape.
  • Recuerde que el humo es el mayor peligro y causante de más muertes en incendios.
  • Si se encuentra envuelto en humo camine a gatas si es necesario, allí tendrá más oxígeno y menos temperatura.
  • Si se encuentra envuelto en humo, guíese por la pared.
  • No utilice nunca ascensores, actúan como chimeneas arrastrando todo el humo hacia los huecos por los que discurre.
  • Mantenga la calma.

 

Downloadhttp://bigtheme.net/joomla Joomla Templates